De visita a ¡Ka-Boom! Estudio – 3ra parte

Logro escuchar un ruido aproximándose…

Un poco lejano, unas voces conocidas…

Ahora las voces se escuchan dentro de la casa… ¿casa?

Jueves 12 de Noviembre, en la madrugada.

Me despierto con un poco de esfuerzo y recuerdo donde estoy, entonces relaciono las voces que escucho… son ellos y por fin han llegado, no se cuanto tiempo dormí, tal vez 2 o 3 horas… ¿bajo a saludar o mejor me espero hasta la mañana?… me recuesto dejándome llevar por el cansancio pero no logro conciliar el sueño, de hecho cada vez escucho mejor sus platicas y una que otra risa, el día tambien fue pesado para ellos y aun así mantienen el buen humor, ¿a quien trato de engañar?, ¡quiero bajar a saludar! Me levanto y me asomo poco a poco, pienso en las mascotas y por un momento me arrepiento de estar bajando, al fin y al cabo era muy noche para andar armando escándalo, pero Kayla logra detectarme y empieza a ladrar… “bueeeno, ahora si no me puedo arrepentir” pensé, así que ya sin tanto cuidado bajo al 2do piso (que por cierto, la casa/estudio K! es de 3 pisos) y me topo a la Keka quien sorprendida se pone a la defensiva y empieza a gruñir, lo malo es que me bloqueaba el paso para bajar y las demás mascotas tambien se pusieron a ladrar.

En eso aparece Horacio Sandoval subiendo las escaleras y al verme paralizado a un lado de la Keka con mi cara de “Help!”, luego luego esbozo una sonrisa (lo cual me hizo saber que ese momento seria una anécdota que contaría) y se apuro a ayudarme guardando a la mascota en la habitación para después saludarme e invitarme a bajar a ver a los demás.

Susy Romero, Mauricio Cosío y Alex Palomares

Ellos estaban terminando de cenar y vi que encontraron los refrescos Joya que les lleve, ya casi se los terminaban, Alex estaba muy contento al igual que Mau, jeje. Cene con ellos y platicamos de como estuvo mi viaje y como les fue a ellos en el montaje, también tuvieron algunos retrasos con mesas y demás cosas por culpa de las manifestaciones. A Oscar no lo vi en ese rato porque ya se había retirado a descansar.

Nos fuimos a dormir con la idea de levantarnos temprano, estar listo a mas tardar a las 8:00 am, yo me levantaría una o dos horas antes para prepararme, el evento comenzaría a las 10:00 de la mañana y llegar hasta el World Trade Center tomaría su tiempo. Sentía la responsabilidad de no fallar en mis horarios para no atrasarlos, así que me prepare programando la alarma de mi celular y dejándolo un poco lejos para obligarme a levantarme a apagarlo.

 

Jueves 12 de Noviembre… 8:00 am

Me despierto con algo de pesadez y veo que el sol ya salió, en eso me doy cuenta que tengo el celular en mi mano… y veo la hora… “¡no manches!, ¡si no me apuro voy a retrasar a los demás!” salgo del cuarto y… no detecto actividad alguna… ¿será que se habrán ido?, me asomo a la sala-comedor y naaada… pero entre que son peras o son manzanas, yo me metí a bañar y ya al salir aun no veía actividad hasta que me tope a Rebeca bien tranquila preparando la mesa para almorzar y así poco a poco empezaron a salir los K! de sus recamaras… Nomas vi como se iban preparando cada uno, ya eran mas de las 9:00 am y en eso llega Mayi apenas saludando y yéndose directo sobre sus carpetas de trabajo para arreglarlos, advirtiéndome que no me asustara por sus reacciones de histeria que le da… >_> … y no paso mucho para cuando pegó el primer grito, jajaja.

Almorzamos un poco y entre la platica Alex me confeso que estaban siendo un poco reservados por mi presencia, no vaya a ser que después ande diciendo cosas malas de ellos, jajaja, ¿verdad que no estoy hablando mal de ellos?, yo solo digo lo que vi… jejeje, la verdad es que yo tambien estaba siendo reservado para que se llevaran una buena impresión de mi, que caray jaja, pero esta actitud no nos iba a durar mucho…

En lo que los demás terminaban de prepararse, yo seguía viendo la galería de dibujos que tienen en la sala/comedor y en eso escucho la voz de Oscar González Loyo, quien estaba en su estudio, pensé en asomarme para saludarlo, pero no sabia como acercarme ya que aun sentía un poco de culpa por lo que paso el año pasado cuando iban a venir a la convención de Monterrey, a pesar que en realidad no tuve la culpa de lo sucedido y ellos mismos me lo dijeron, pero si sentía la responsabilidad de que nada fallara… total que tenía el remordimiento a pesar de que ya había pasado un año desde entonces, que nos hemos tratado sin ningún problema y hasta me confiaron los comics de Karmatrón para distribuirlos, en fin, ahí estaba yo de ridículo entre que si me asomaba o no me asomaba.

Me acerque despacio hasta quedar a un lado de la puerta, me asome un poco y en eso iba saliendo Oscar que al verme nomas dijo “¡Ahijole!” del susto, dejándome pasmado para luego atacarse de la risa y finalmente saludarme, con eso se me fueron las preocupaciones que traía, ¡jajaja! Al platicarle las cosas que sucedieron durante mi trayecto a México solo me dijo en tono de juego “¿Querías venir?, nimodo…” º

Ahora la preocupación era llegar a tiempo al WTC, Oscar estaba confiado en que llegaríamos a tiempo, pidieron un par de taxis y emprendimos el viaje, aqui volví a experimentar el cambio de ambiente, pero ahora de la tranquilidad al caos de la ciudad con su trafico, que hasta eso sentía que iban todos despacio, tal vez porque hay mas personas allá no tienen mucha oportunidad de acelerar como aqui en Monterrey.

En el camino me toco ver algo muy curioso, de uno de los edificios se asomaba un árbol.

Según lo que he leído, este árbol es un baobab libanés, el arquitecto Víctor de la Lama tuvo la idea de colocarlo en el noveno piso del edificio, el cual fue un símbolo de la zona durante los años 90, hasta que llegaron otras grandes construcciones. El baobab no nació allí. En este momento sus ramas llegan al piso 13 y ya se pueden ver algunas flores de color amarillo ocre. El arquitecto lo mandó poner en un macetón de dos metros de diámetro, sobre unas estructuras ocultas y tiene un sistema europeo que funciona con una fotocelda que activa un mecanismo de riego cuando el árbol así lo requiere. Pero eso no es todo: tiene un cuidador especial: Mauro Vallarta viaja desde los viveros de Xochimilco para arreglarle la tonelada de tierra que da soporte a la raíz. Él evita que se extienda demasiado y destruya la estructura.

Que relajo se traen esos humanos…

Esta información la saque de este articulo: La historia no autorizada de la Torre del Arbol.

Había un poco de tráfico, a lo que Oscar repitio “¿Querías venir a México'?, nimodo…” >_>, pero nos toco tomar una vía nueva, que es como un segundo piso y gracias a eso pudimos llegar mas rápido, fue genial ver la ciudad desde lo alto.

Finalmente llegamos al WTC, había varios autobuses alrededor ya que al evento asistieron estudiantes de nivel secundaria y preparatoria.

 

Sigan leyendo mis artículos donde expondré mi experiencia en la Expo Robótica con ¡Ka-Boom! Estudio :D

P.D.: Prometo no tardarme tanto esta vez xD