Empezando el viaje...

Bienvenidos a mi nuevo Blog, espero llenarlo con muchas vivencias importantes y que encuentren interesantes.
Me he dado cuenta que una nueva etapa de mi vida a llegado y me faltaba unas cosas por aprender para poder arrancar con fuerza, actualmente aun no me siento al 100%, pero no cabe duda que ya no hay marcha atrás, aquel artista que llego mas allá del horizonte y de las estrellas finalmente esta despertando para recorrer el camino del guerrero.
pensando
Soy Norihiko Matsumoto, tengo 26 años.
Era estudiante en la Facultad de Artes Visuales, pero por varios motivos decidí salirme, sin embargo sigo mis estudios con respecto al Arte, pero buscando mi propio camino, pues el destino me a enseñado que si sigo mis instintos lograre lo que me proponga y estos me han dicho que mi futuro no estaba en esa facultad, si no afuera, en el mundo.
Soy descendiente japonés, mi madre es mexicana, lo cual me pone en una posición difícil pues no soy japonés, pero al mismo tiempo no soy mexicano. Por si fuera poco, nací en Monterrey, pero crecí en Querétaro y a los 13 años me regrese a Mty, lo que no me hace regio, pero tampoco queretano.
Siempre se me a dicho que mi forma de ver las cosas y de pensar es muy singular, lo que me deja en claro que no pertenezco a ningún lado, pero tengo una característica de la cual debo sacar provecho.
Como alguien de visión "única", he decidió dedicarme a las Artes, pues creo que es un buen camino para crear movimiento y cambios en este mundo. Así mismo decidí enfocarme dentro de los medios masivos, pues creo que el cambio no vendrá de un grupito de personas con mentalidad cerrada, si no de la gente que esta allá afuera partiendose el alma por seguir viviendo.
Todo esto es para conectar mi propósito de crear cambios y con dos de mis placeres en la vida, dibujar y contar historias. Es por esto que de alguna forma el destino me a puesto en el camino de los Comics.
Pero el camino es duro, no es suficiente ser un artista dedicado, tambien hay que ser guerrero y luchar para que el medio crezca, preparando el terreno para que sea fértil y que pueda dar buena cosecha.
Mi sangre se excita cada que pienso que hay que ser guerrero y mi espíritu se eleva un poco mas cuando mi visión de artista se afina mas.
Por el momento tengo una misión muy importante y es la de perfeccionar mis habilidades de dibujo y narrativas.